Hígado y Vesícula

La limpieza del hígado y de la vesícula biliar.

La eliminación de los cálculos biliares del hígado y la vesícula es uno de los métodos más importantes y efectivos que existen para mejorar la salud. En total se precisan seis días de preparación seguidos de 16 a 20 horas de limpieza propiamente. Para este proceso necesitarás:

Producto Cantidad
Zumo de manzana Seis botellas de 1 litro
Sales de Epson (o citrato de magnesio) Cuatro cucharadas disueltas en tres vasos de ¼ de litro de agua  
Aceite de oliva virgen extra prensado en frío Medio vaso /125 ml/
Pomelo fresco (mejor el rosa) o limón fresco mezclado con naranja Exprimir ¾ de vaso /180 ml/ de zumo
Dos jarras de agua, una con tapa  
https://www.linfanew.com/alimentacion-alcalina/extractor-frio-frutas-verdura-zumo-proteccion-enzima-prodigiosa-ept/

Preparación

· 1 botella de 1 litro con zumo de manzana natural envasado o recién preparado cada día(tienes otras opciones a continuación) durante seis días seguidos (puedes beber más cantidad si te apetece.)

El ácido málico del zumo de manzana ablanda los cálculos y facilita su paso por los conductos biliares y tiene un gran efecto depurativo. Algunas personas sensibles pueden experimentar inflamación y ocasionalmente, diarrea durante los primeros días. Gran parte de la diarrea es en realidad bilis estancada liberada por el hígado y la vesícula (color amarillo pardo). El efecto de fermentación del zumo ayudaa ensanchar los conductos biliares. Si la persona se siente incómoda, puede diluir el zumo de manzana en agua o recurrir a otras opciones que de describen posteriormente. El zumo de manzana debe beberse a lo largo del día y entre comidas (no conviene beber el zumo antes o durante las comidas, ni por la noche)

Nota: puede ser útil limpiarse la boca con bicarbonato o cepillarse los dientes varias veces al día para prevenir que el ácido (de la manzana) dañe la dentadura.

· Dieta recomendada.Durante la semana de preparación y limpieza no hay que tomar alimentos o bebidas frías, ya que enfrían el hígado y de este modo resta eficacia a la limpieza. Conviene que todos los alimentos o bebidas estén templados o a temperatura ambiente. A fin de ayudar al hígado a prepararse para la parte principal de la limpieza, conviene evitar los alimentos de origen animal, los productos lácteos y los fritos. Por lo demás se puede seguir la dieta normal pero sin comer en exceso.

· El mejor momento para realizar la limpieza.Es aconsejable realizar la parte principal y el final de la limpieza del hígado durante un fin de semana, cuando no se está presionando por el horario laboral y se tiene tiempo suficiente para descansar.Aunque la limpieza es eficaz en cualquier momento del mes, es preferible llevarla cabo entre la Luna llena y la Luna nueva. Conviene evitar que coincida con la Luna llena ya que en esos días el cuerpo suele retener más líquidos en el cerebro y en los tejidos.

· Si estás tomando medicamentos.Durante el proceso de la limpieza no deben tomarse medicamentos vitaminas o suplementos que no sean absolutamente necesarios para no sobrecargar el hígado con esfuerzos adicionales que interfieran en el proceso de limpieza hepática.

· Antes y después de realizar la limpieza. Es importante limpiar bien el colon, el hecho de evacuar con regularidad no indica necesariamente que el intestino esté libre de cualquier obstrucción.Una limpieza de colon unos días antes o mejor aún en el sexto día de preparación,ayudará a evitar o minimizar toda molestia o nausea que pueda surgir durante la limpieza del hígado.Evita el reflujo de la mezcla de aceite o de productos residuales del tracto intestinal al estómago, a la vez que ayuda al cuerpo a eliminar rápidamente los cálculos biliares. La irrigación del colon (hidroterapia de colon)es el método más rápido y fácil de prepararse.

· Qué hacer el sexto día de la ingesta de zumo de manzana.  Ese día hay que tomarse el litro de zumo de manzana por la mañana. Si sientes hambre por la mañana, lo mejor es tomar un desayuno ligero, por ejemplo, un cereal caliente, la avena. Conviene evitar el azúcar u otros edulcorantes, especias, leche, mantequilla, aceite, yogur, queso, mermelada, huevos, frutos secos, productos de pastelería, etc. Se puede tomar fruta o zumos de fruta. Para comer se recomiendan verduras hervidas o cocinadas al vapor con arroz blanco (arroz basmati), sazonado con un poco de sal marina o sal de roca sin refinar. Me reitero no deben tomarse alimentos proteicos mantequilla o aceite, pues de lo contrario es posible encontrarse mal durante la limpieza; no hay que comer ni beber nada (excepto agua) a partir de la 13:30 p.m. ya que eso dificultaría el paso de los cálculos.

https://tienda.linfanew.com/producto/epadha-omega-3/

Pasos a seguir para la limpieza

· 18.00 horas

Se mezclan cuatro cucharadas de sales de Epson (sulfato de magnesio) con 3/4 de litro (uno tres vasos de 1/4 de litro) de agua filtrada en una jarra. De este modo obtendremos cuatro raciones de 3/4 de vaso.

La primera hay que tomarla en ese momento a las 18.00 h.Acto seguido, se pueden tomar unos pocos sorbos de agua para neutralizar el sabor. Hay quien lo bebe con una pajita larga de plástico para evitar que pase por las papilas gustativas de la lengua. Ayuda taparse la nariz mientras se debe. Asimismo, es útil cepillarse los dientes después o aclararse la boca con bicarbonato.Una de las principales acciones de las sales de Epson consiste en dilatar los conductos biliares para facilitar el paso de los cálculos.Además, las sales eliminan los residuos que pueden obstruir la salida de los cálculos.(Si se es alérgico a las sales de Epson o no se pueden tragar, puede optar por utilizar el citrato de magnesio, en la misma dosis.) Conviene sacar del frigorífico loscítricos que se van a utilizar más adelante para que estén a temperatura ambiente.

· 20.00 horas

A esta hora hay que tomar la segunda ración, (3/4 de vaso) de sales de Epson.

· 21.30 horas

Si no se va ha evacuado hasta ahora y no se harealizado una limpieza de color en las últimas 24 horas, debe aplicarse un enema de agua, que hará que los intestinos se muevan.

· 21.45 horas

Después de lavar bien los pomelos (o limones, naranjas), se exprimen a mano y se elimina la pulpa. Se precisan 3/4 de vaso del zumo.Acto seguido el zumo se vierte en la jarra con tapa y medio vaso de aceite de oliva, se cierra la jarra herméticamente y se agita con fuerza, unas 20 veces o hasta que la solución tenga un aspecto acuoso. Lo mejor es beber esta mezcla a las 22.00 horas, pero si se cree que tiene que ir al baño unas cuantas veces más puede retrasar este paso en unos 10 minutos.

· 22.00 horas

Junto a la cama (sin sentarse), se toma la bebida, si es posible de modo continuado. Algunas personas prefieren beberla con una pajita de plástico larga. Lo mejor es tomar la tapándose la nariz. También se puede tomar un poco de miel entre cada sorbo para ayudar a que la mezcla entre mejor. Sin embargo, la mayoría de personas no tienen problemas para beber la mezcla de un trago. No conviene demorarse más de cinco minutos en beberla(sólo los ancianos o personas más débiles pueden tomarse más tiempo)

https://tienda.linfanew.com/producto/alcachofa/

Hora de acostarse inmediatamente

Fundamental para deshacerse de los cálculos biliares hay que apagar las luces y tumbas en boca arriba con una o dos almohadas bajo la cabeza. La cabeza ha de estar más alta que el abdomen. Si la persona se siente cómoda se puede tumbar sobre el lado derecho acercando las rodillas a la cabeza. Tienes que permanecer totalmente inmóvil almenos 20 minutos, tratando de no hablar.Toda la atención debe concentrarse en el hígado.A algunas personas les resulta beneficioso colocar un envase de aceite de ricino sobre la zona del hígado.

Puede llegarse sentir como se mueven los cálculos por los conductos biliares como si fueran canicas. No se sufrirán espasmos ni dolor alguno, pues, gracias al magnesio de las sales de Epson, las válvulas del conducto biliar están muy abiertas y relajadas, y la bilis que sale junto a las piedras mantiene los conductos biliares bien lubricados.Lo mejor es intentar dormir.

Si en algún momento de la noche se siente la necesidad urgente de evacuar, conviene hacerlo. Es interesante comprobar si ya hay pequeños cálculos (de color verde guisantes o tostado) flotando en el en el inodoro. Es posible que por la noche o a primera hora de la mañana se sientan náuseas; ello se debe la mayoría de las veces a una salida masiva y repentina de cálculos biliares y toxinas del hígado y la vesícula, que hace que la mezcla de zumo y aceite refluya al estomago.La náusea se irá en el curso de unas horas.

A la mañana siguiente

A la mañana siguiente

Depurar el intestino
Las toxinas se concentran primero en el intestino debido al estrés o al consumo de demasiados alimentos ácidos, como el azúcar, harina blanca, la cafeína y el alcohol.

· 6.00 – 6.30 horas

Despertarse pero no antes de las seis, es preciso beber otra ración de ¾ de vaso de sal de Epson (si se tiene más sed, puede beberse un vaso de agua tibia antes de tomar las sales). Luego hay que descansar, leyendo o meditando. Si tienes sueño,puedes volver a meterte en la cama. La mayoría de las personas se sienten bien y prefieren hacer algún ejercicio ligero como por ejemplo, yoga.

· 8.00 – 8.30 horas

Ahora se deberá la cuarta y última ración del de 3/4 de vaso de la sal de Epson.

· 10.00 – 10.30 horas

Puedes beber zumo de frutas recién exprimido. Media hora más tarde, se podrá comer una o dos piezas de fruta.Una hora después se puede tomar una comida normal, aunque ligera. Para la tarde o a la mañana siguiente se debería haber vuelto a la normalidad y empezar a sentir los primeros síntomas de mejoría.

Conviene seguir tomando comidas ligeras durante dos o tres días. Hay que recordar que el hígado y la vesícula biliar han pasado por una “operación” importante, aunque sin los efectos secundarios perjudiciales o los gastos que conlleva una intervención quirúrgica.

Nota: conviene beber agua siempre que se tenga sed, excepto justo después de tomar las sales de Epson y durante las dos primeras horas después de ver la mezcla de aceite y zumo de fruta.

Desintoxicar
¿Sabías la importancia de mantener limpio tu intestino?
https://tienda.linfanew.com/contacto/

Qué resultados cabe esperar

Durante la mañana, y tal vez por la tarde, tras la limpieza hepática, las deposiciones serán líquidas. Al principio, se trata de cálculos biliares mezclados con restos de alimentos, y después tan solo serán piedras con agua. La mayoría de los cálculos biliares son de color verde guisante y flotan en el inodoro porque contienen compuestos biliares. Las piedras tendrán diferentes tonos de verde y pueden ser brillantes, como piedras preciosas. Sólo la bilis del hígado produce ese color verde.

Los cálculos biliares pueden ser de varios tamaños, colores y formas. Las piedras de color claro son las más recientes, y las de color verde oscuro son las más antiguas. Algunas son del tamaño de un guisante o más pequeñas y otras miden hasta 2,5 cm de diámetro. Pueden salir de una sola vez docenas, y a veces, incluso cientos de piedras (de diferentes tamaños y colores)

Vale la pena observar, asimismo, si hay piedras de color pardo y blanco. Algunas de las piedras mayores del color pardo o blanco pueden Irse al fondo con las heces. Se trata de cálculos calificados que han sido expulsados de la vesícula. Contienen sustancias tóxicas más pesadas y pequeñas cantidades de colesterol. Las piedras verdes y amarillentas son todas blandas como una masilla gracias a la acción de zumo de manzana.

Es posible que en el inodoro flote también una fina capa de virutas o una especie de “espuma” blanca o de color pardo. La espuma está formada por millones de pequeños cristales de colesterol blancos y puntiagudos, que pueden llegar a rasgar los conductos biliares pequeños. Expulsarlos también es importante.

No está demás hacer un recuento aproximado del número de piedras que se ha eliminado. A fin de sanar permanentemente la bursitis, el dolor de espalda, las alergias u otros problemas de salud, y para prevenir enfermedades, es necesario eliminar todas las piedras. Para ello se necesitarán de 8 a 12 limpiezas que pueden realizarse en intervalos de tres semanas o un mes (no conviene realizar limpiezas más a menudo.)  El descanso de tres semanas entre una y otra limpieza puede incluir la preparación de seis días para la siguiente, pero lo ideal sería empezar el nuevo proceso una vez transcurridos tres semanas. Si no se puede llevar a cabo la limpieza con tanta frecuencia no hay problema en espaciarla más.

Es importante recordar que una vez iniciada la limpieza hepática, es preciso seguir con ella hasta que en dos limpiezas con que cultivas el cuerpo no expulse más piedras. Si se deja el hígado a medio limpiar durante un periodo prolongado de tiempo (tres meses o más), pueden llegar a sentirse más molestias que si no subiera hecho nada. El hígado empezará a funcionar con mayor eficacia poco después de la primera limpieza, y es posible que se empiezan a notar mejoras repentinas, a veces en cuestión de horas. Los dolores disminuirán, energía aumentará lucidez mental mejorará notablemente.

Sin embargo, al cabo de unos pocos días, las piedras de la parte posterior del hígado habrán “avanzado” hacia los conductos biliares principales del hígado. De hecho, es posible sentirse decepcionado por la aparente brevedad de la recuperación. Pero todo eso solo indica que algunas piedras se han quedado atrás y que están listas para ser eliminadas en la próxima limpieza

Mientras queden todavía pequeñas piedras que migran de algunos de los miles y minúsculos conductos biliares algunos de los cientos de conductos biliares más grandes, pueden dar lugar a síntomas que uno ya había experimentado con anterioridad, como dolor de espalda, de cabeza, de oído, problemas digestivos, hinchazón, irritabilidad, rabia etc. aunque sean menos intensos que antes.

Si con motivo de dos limpiezas consecutivas no salen más piedras, lo que puede ocurrir tras 6 u 8 lavados (en casos graves después de 10 a 12), puede considerarse que el hígado está libre de piedras. No obstante, se recomienda repetir el lavado de hígado después de seis a ocho meses, a fin de estimular el hígado y evitar que vayan acumulando toxinas o nuevas piedras.
* Artículo extraído del libro de Andreas Moritz

2 comentarios en “La limpieza del hígado y de la vesícula biliar.”

  1. Buenas tardes queria hacerle una consulta, me hice una ecografia y me sale que tengo piedras en la vesicula y hay una piedra como de 2 cm
    podra salir esta piedra con este tratamiento?

    Responder

Deja un comentario